El Efecto Iguazú: las huellas del último gran conflicto laboral en España

A penas tenía 14 años cuando, a principios de 2001, los trabajadores de Sintel (Sistemas de Instalaciones de Telecomunicaciones S.A., filial de Telefónica) decidieron montar el ‘Campamento de la Esperanza’ en pleno Paseo de la Castellana de Madrid. Iniciaron así  una de las protestas laborales más importante de las últimas décadas en España, con el objetivo de no perder sus empleos y conseguir cobrar las nóminas que se les endeudaban. Personalmente el conflicto me marco en mi etapa de socialización política. Mucho más cuando un par de años después vi el documental “El Efecto Iguazú” (2003), el cual os comporta en esta entrada.

En la espiral neoliberal de privatizaciones y adelgazamiento del Estado, Telefónica vendió su filial en una operación poco trasparente al empresario cubano anticastrista Jorge Mas Canosa. La quiebra de la empresa dejaba en la calle a más de 1.800 trabajadores, trabajadores que dijeron NO. El ‘Campamento de la Esperanza’ duró casi 6 meses, cuando la presión y la repercusión mediática obligaron al gobierno de Aznar y los sindicatos del poder (UGT y CCOO) a firmar un acuerdo: pago de los salarios atrasados, un plan social de recolocación de 470 trabajadores mayores de 50 años y la promesa de que Telefónica recolocaría en sus propias provincias a 1.200 trabajadores menores de 50 años. Las enseñanzas del caso Sintel no hacían más que empezar.

El caso Sintel no sólo supuso el principio de una escalada de conflictividad social contra el gobierno del PP, sino que fue un buen ejemplo de las consecuencias del trabajo en las sociedades postindustriales. Como se explica en el documental haciendo referencia a la metáfora del “efecto Iguazú”:

Percibíamos como el río Iguazú, en plena selva, parecía que estaba en calma, que no se movían sus aguas. Pero a medida que nos acercábamos hacia la garganta observábamos la velocidad de la corriente. Hoy los trabajadores en las empresas, en este modelo de desarrollo económico globalizador, somos como pescadores en una balsa. Los pescadores creen que el río está en calma, que no corren riesgos y sólo nos damos cuenta cuando nuestra barca, tu empresa, se acerca a la garganta. Es cuando percibes la velocidad de la corriente, de esa corriente de capitalismo especulador, de tal magnitud que tratas de dar gritos, de hacer señas para advertir a los demás pescadores que el río no está en calma.

Los acontecimiento posteriores supusieron el alejamiento de los trabajadores de los sindicatos mayoritarios, sintiéndose traicionados dado que gran parte de los acuerdos nunca se cumplieron (sólo se cumplió la recolocación de quienes tenían más de 50 años. El resto no recibieron o tardaron mucho en recibir la cuantía total que les correspondía de los salarios atrasados y la mayoría de los menores de 50 años no fueron recolocados por Telefónica). También marco esa etapa de socialización política ver como los trabajadores que habían emprendido una lucha valiente contra la especulación con su trabajo, acabaron agrediendo al entonces líder de CC.OO., José María Fidalgo, durante la celebración del 1 de mayo de 2003. Más tarde algunos de aquellos trabajadores pusieron en marcha la iniciativa de montar una empresa cooperativista: ‘Sintratel’ (sobre la que también se hizo un documental).

¿Qué fue de aquellas luchas obreras? ¿Cómo ha conseguido el sistema crear esa “falsa ilusión” de que siempre hay algo que perder y es mejor no movilizarse (o hacerlo bajo los cauces establecidos para no ocasionar problemas?  ¿Es posible un nuevo sindicalismo?

Cualquier similitud con la situación actual, en plena crisis económica y especuladora, no es pura coincidencia.

Anuncios

Un pensamiento en “El Efecto Iguazú: las huellas del último gran conflicto laboral en España

  1. Curiosamente, en agsto de 2004 ó 2005, conocía, en el Palacio de la Magdalena, al productor del documental. El tipo me habló simple y llanamente de censura económica: la cinta apenas se había visto y conocido porque Telefónica amenazó con retirar la publicidad de cualquier medio que publicitase el documental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s