Inmigrantes latinos, crisis económica y ocupación: tendencias contrapuestas a uno y otro lado del charco

Vuelvo a retomar esta bitácora por tantos meses abandonada a su suerte. El impulso viene dado por un blog recientemente creado entre compañeros de las Ciencias Sociales en la Usal: theageofuncertainty

No he podido evitar compartir estas dos graficas comparativas de la evolución de la ocupación de los inmigrantes latinoamericanos en Estados Unidos y en España, que me encontré en un informe anual de la CEPAL. Una imagen vale más que mil palabras.

Fuente: CEPAL. 2012. "Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2011". Pág. 23. Santiago de Chile: Naciones Unidas

La crisis financiera que estalló en Estados Unidos en julio de 2007 se transformó en meses en una crisis económica global. Junto con la crisis económica, financiera y de la deuda hay que hablar de una profunda crisis de empleo. Al situarse mayoritariamente en el mercado secundario del segmentado mercado laboral de las sociedades post-industriales, los inmigrantes sufrieron en mayor medida el desempleo como consecuencia del cambio de ciclo económico.

Pero lo llamativo de estas dos gráficas lo encontramos al observar como a partir de 2011 la tendencia en la ocupación de los latinos en Estados Unidos y en España siguen tendencias contrapuestas. La ocupación en el país americano creció de forma constante en términos absolutos durante el pasado año para los inmigrantes latinos, y el número de desempleados descendió. En contraste, la situación para los latinoamericanos que residen en España continuó empeorando, y es que tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2008, que supuso enormes pérdidas de empleo principalmente en el sector de la construcción, ahora con el mantenimiento crisis –o mejor dicho solapamiento: crisis subprime, crisis financiera, crisis de la deuda soberana….–  otros sectores que en un principio habían soportado mejor la controversia en términos de empleo se ven también afectados. El contexto de integración para los inmigrantes ha cambiado radicalmente, o simplemente ha vuelto a como era antes de mediados de los noventa. Es decir, antes del gran crecimiento-burbuja español que dependía de la mano de obra barata inmigrante para el “negocio” no parara de crecer.

¿Por qué esas diferencias? No se puede obviar que el contexto socioeconómico y las estructuras productivas son radicalmente diferentes. Pero tampoco que las políticas económicas implementadas los últimos años para frenar esa situación están siendo muy diferentes a uno y otro lado del Atlántico. Así se encarga de recordárnoslo periódicamente Krugman en su blog, acusando a los políticos europeos de una “obsesión por el déficit” que no hace más que ahogar lentamente sus economías y, lo que es aún peor, a sus ciudadanos y los derechos sociales adquiridos lentamente durante tantos años. En esta línea, para abrir más aún el debate, recomiendo el artículo de Michael Hudson “Unión Europea: el innecesario sufrimiento causado por la austeridad neoliberal y la insuficiencia de la crítica de Paul Krugman a la perversa estupidez de la élite eurocrática” publicado en la Revista Sin Permiso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s